viernes, 24 mayo 2019
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)
Tipos de Suelo E-mail

 

El suelo constituye la base fundamental para el crecimiento de las plantas. El tipo de terreno, la estructura y el abono juegan un papel esencial en el desarrollo de las especies que poblarán el jardín. De hecho, dependiendo del suelo, así elegiremos unas variedades u otras. En realidad, la mayoría de plantas puede crecer en cualquier parte.


terrenosSi un ejemplar no está en su sitio o en un determinado tipo de suelo, lo notaremos en un futuro no muy lejano. Normalmente, esa planta crece y florece peor que otra de la misma variedad que sí se encuentra en el lugar adecuado. No obstante, cuando compramos una preciosa planta que no resulta muy acertada para el tipo de suelo del jardín, siempre es posible adaptar el suelo a las necesidades de la nueva adquisición.


La tierra arcillosa consta de partículas muy pequeñas que están muy cerca una de otra. Por eso se considera un suelo pesado con una estructura fija. Cada otoño, es conveniente remover la tierra arcillosa y proveerla de material orgánico.


Como la tierra arcillosa retiene muy bien el agua, casi no hace falta regar. Por otra parte, en períodos lluviosos, el agua se quedará en la superficie. En esos asuntos, no se debe pisar el suelo y hay que dejar que el agua baje por sí sola. Se aconseja, mezclar la tierra con abundante material orgánico y regar periódicamente cuando no llueva.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos